lunes, 29 de diciembre de 2014

Un gran año...

Pasan los días, uno tras otro. Y de repente nos hayamos aquí,
 a las puertas de dejar otro año atrás. 

Hay días que los he vivido mejor; otros peor. 
Días de risas, de lágrimas, de alegría o melancolía. 
Días positivos; días negativos. Días para olvidar y días que no olvidaré jamás
Pero en definitiva, días vividos. Con sus experiencias y momentos para el recuerdo.


Haciendo balance, este año 2014 ha sido realmente maravilloso. He avanzado hacia adelante por este camino llamado vida. He encontrado toda la magnitud de la palabra hogar, al trasladarnos a un lugar mejor donde el calor, la luz y cada rincón de él, nos abraza y representa. He viajado y mis ojos han visto horizontes tan hermosos, que son difíciles de imaginar hasta que estás alli, y la magia del momento, junto a la persona que amas, hace que te broten lágrimas de emoción. He vivido grandes reencuentros sobretodo con mi hermana, a la cual no puedo abrazar ahora mismo. Está lejos, pero la siento cerca. Puedo mirar el cielo desde mi ventana y si ella, lo está mirando desde otra parte del mundo, podemos decir que seguimos compartiendo el mismo techo.
También ha sido un año de estrechar lazos. A mi madre obviamente, siempre la he querido infinitamente; pero este año, más que nunca, la he comprendido en todos los aspectos. Hemos sido compañeras en lo bueno y en lo malo y jamás hemos dejado que la otra, se dejara abatir.

A mis amigos, los nuevos y de siempre, aunque no les haya visto como me gustaría, siguen ahí, llenando su hueco y haciéndolo más grande. Especialmente a mi amigo Alejandro he podido unirme más que nunca. Mi admiración y cariño por él, no hace más que crecer día a día, como la esperanza de que tarde o temprano triunfará. Y aunque no necesita mi ayuda para ello, la tendrá: más que como socia, como hermana.

Hermana como mi querida Lucía que seguirá luchando a mi lado, sabiendo enseñarme el lado mas bonito y positivo de la vida.

He estrechado lazos también, con mis compañeras de trabajo. Este año hemos crecido y nos hemos superado a nosotras mismas. Pero sobretodo ha nacido una bonita amistad más allá del ámbito laboral. Tanto, que vivo sus alegrías y sus penas, como si fueran propias. A todas ellas las tengo que agradecer, teñir de color orquidea radiante, (nuestro color corporativo) todos y cada uno de mis días. Al menos los laborables :)

En los proyectos personales, puedo decir también bien alto, que este ha sido un gran año. La vie en Rouge aquí sigue, creciendo y con cada vez más personas que me felicitan por todo lo que le transmite lo que publico en este blog. Muchas personas me hacen llegar su cariño y yo no puedo más que agradeceros todo ese afecto desinteresado. 
Por otro lado, nuestro proyecto Iron Red Fitness sigue evolucionando y ayudando cada vez a más personas a tener una vida sana. Y esto es posible al alma de todo esto. Héctor. Sin él cada sueño cumplido, habría sido imposible, y sobretodo en el ámbito de este proyecto juntos, he de decir que somos un TODO, que trabajamos a la perfección tanto como pareja que como equipo. Supongo que es lógico cuando tu compañero de vida, inspira tanta admiración, respeto y confianza como me transmite tan sólo él. 



Si ya, por último voy al tema del amor, es entonces cuando queda lo más importante. Tengo una relación tan estable que se podría decir que ni avanza, ni retrocede; sin embargo no es hacia adelante donde queremos que vaya, sino hacia arriba; crecer y crecer que es lo que hace día tras día.  Quizá él no lo sabe, pero no ha habido un sólo día de este 2014, en el que no me despertara mirándole, aunque fueran dos segundos. Es un gesto que me sale natural, como si lo necesitara. Saber que está ahí, conmigo, que por mucho que pasen los años, y mucho que cambien las cosas, siempre miraré a mi lado, y le encontraré allí. Lo último al cerrar los ojos y lo primero, al abrirlos. Esa sensación de paz y seguridad aumenta cada día. Y aunque dicen que el amor cambia con el paso del tiempo, puedo decir que en nuestro caso, cambia a mejor. Un amor, siempre más intenso, siempre rodeado de nuevos sueños, nuevas aventuras, nuevos retos; siempre manteniendo una llama que ojalá y seguramente, no se apagará jamás.



Y el amor que sentimos el uno por el otro, sólo puede equipararse al que ambos sentimos por nuestro pequeño Brownie. El chocolate, no deja de ser un travieso que disfruta de estar en nuestra compañía casi tanto como nosotros. Este año con él, hemos tenido experiencias inolvidables, días de perdernos, días de morirnos literalmente de la risa. La familia que hemos creado es simplemente perfecta. Algo que me aporta una felicidad tan inmensa, que ningún día puede ser lo suficientemente malo, como para quitar la sonrisa de mi corazón.




En resumen, mi año
2014, no ha estado marcado por grandes acontecimientos, ni lo recordaré por algo en especial; sin embargo puedo decir como decía El Principito, que lo esencial es invisible a los ojos, que la felicidad está en las pequeñas cosas, y que mi año ha estado plagado de esenciales pequeñas cosas, que me han hecho realmente feliz.

A todos vosotros, a las personas que ahora mismo estáis leyendo esto, a las personas que he ido mencionando en este post... a quienes me conocéis y a los que no, simplemente quiero desearos un
feliz año nuevo.


 Que el 2015 os traiga todo lo que os merecéis, 
y si queréis mi consejo desde el corazón, llenáos de esas pequeñas grandes cosas, 
de esos momentos que nunca vuelven, de esas oportunidades que se abren a vuestros pies,
de la familia, los amigos, el amor… 
Y aferradlos con todas vuestras fuerzas.

Así independientemente de los acontecimientos que sucedan, 
cada año de vuestras vidas, será UN GRAN AÑO.

8 comentarios:

  1. jooo.. cómo emocionas cada vez que escribes algo, nena.. bonitas palabras y grandes sentimientos en un año en el que como tú y el principito decís.. Lo esencial es invisible a los ojos.. te deseo lo mejor para este 2015 que llega ya!! seguro que lo tendrás.. porque te lo mereces!! (no te conozco en persona, pero me das buenas vibraciones, seguro que eres una bellísima persona.. puedo sentirlo..). "anikukis"

    ResponderEliminar
  2. jooo.. qué bonitas palabras, neni.. muestra de tus más bonitos y sinceros sentimientos.. espero que este año que llega ya tengas todo lo que deseas.. seguro que es así, porque te lo mereces.. y es verdad, "lo esencial es invisible a los ojos".. (no te conozco en persona, pero me transmites buenas vibraciones, buen rollo, buen karma.. seguro que eres una bellísima persona y con un graaaaaan corazón). FELIZ 2015!!

    ResponderEliminar
  3. Pocas veces suelo llorar de alegría, pero esta vez si y con razón, no hay palabras para expresar la felicidad que siento por ti, por vosotros, doy gracias por tener en mi vida a dos personas tan maravillosas que día a día comparten su amor con las personas que tienen a su alrededor, me alegra tanto veros a los dos felices y viviendo experiencias juntos! Que no puedo evitar acoplarme de vez en cuando para que me contagiéis un poco de esa vida perfecta! jajaja.

    Os amo con locura y espero teneros cerca muchos años más, un besazo enorme.

    ResponderEliminar
  4. feliz año preciosa a por otro año minimo igual de bueno
    un beso!!
    Te espero en Elles Wonderland

    ResponderEliminar
  5. Un post precioso, buen balance

    Feliz año

    Besos Rebeca

    ResponderEliminar
  6. Pero q guapa eres y q corazón tienes !!!

    ResponderEliminar
  7. Las fotos que has escogido para hablar de tu 2014 dicen mas que lo que has podido expresar escribiendo, me encanta ver la felicidad que se puede transmitir.
    Un besito

    www.doblebelleza.com

    ResponderEliminar

¿Qué es lo que oigo? ¿El sonido de un teclado dejándome un comentario? Eso es melodía para mis oidos!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...